HISTORIA DEL CENTRO DE DOCUMENTACION MEIRA DELMAR

El Centro de Documentación Meira Delmar, tiene sus raíces en la iniciativa liderada por las docentes e investigadoras de la Universidad del Atlántico Rafaela Vos Obeso, Acela Gutiérrez y Luz Marina Torres, quienes impulsaron la creación de la revista “CHICHAMAYA” que sale a la luz en el año 1984, cuya misión principal era informar y educar a las mujeres, abordando temas como las condiciones precarias asociadas al trabajo en el servicio doméstico, los feminicidios, la educación sexual y reproductiva, la violencia sexual, entre otros.


Uno de los aportes más significativos de la revista Chichamaya es haber permitido un dialogo alrededor de temas casi desconocidos en la ciudad de Barranquilla y la Región Caribe; los cuales por su invisibilización no eran tenidos en cuenta en la agenda de la academia, los medios de comunicación, o la sociedad civil. De esta manera, el esfuerzo de la revista Chichamaya posibilitó el análisis de estas problemáticas, aportando de este modo información relevante para el abordaje de las mismas.


No obstante su innovación en el ámbito académico, y su impacto en la reivindicación de la búsqueda de la equidad de género, la revista Chichamaya no pudo contar con los fondos suficientes para su sostenimiento, demandando de sus fundadoras grandes sacrificios financieros y en dedicación de tiempo; lo que finalmente llevó a imposibilitar la viabilidad de este proyecto, en el año 1995.
Una nueva Constitución, nuevas oportunidades.


El escenario político de los años 1990, suscitó en Colombia un despertar de las organizaciones de mujeres; este despertar respondió a un momento coyuntural, el cual permitió que los procesos de organización académica y activismo tuvieran un espacio relevante en la agenda nacional.


Fueron claves para esto, la creación de la primera institución de género en el país, con el nombre de “área mujer”, bajo el auspicio de la primera dama del gobierno de Cesar Gaviria Trujillo; la cual fue reemplazada posteriormente por la Consejería para la juventud, la mujer y la familia. A su vez, dicho programa se transformaría en la dirección nacional para la equidad de la mujer.


En el contexto de transformación y apertura que significó la nueva Constitución Política de Colombia, en el año 1991, se facilitó la incursión del movimiento social de mujeres en los espacios de discusión y debates sobre la situación de las mujeres en el país; es así como nacen oportunidades, que las mujeres organizadas encauzan, con el objetivo de concretar la incidencia política en el país.


Se puede mencionar a Bogotá como la primera ciudad en institucionalizar el Programa de “Género, Mujer y Desarrollo” de la Universidad Nacional, institución de educación superior pública que no solo crea la primera maestría en la temática de género en el país, sino que también aporta una especialización y la creación de un fondo de documentación Mujer y Genero dedicado a esta temática. Progresivamente, surgieron iniciativas similares en las universidades del Valle, Antioquia y la de Caldas.


Un factor igualmente relevante, fue el marco jurídico que surgió con la Constitución Política de 1991, y en particular la Ley General de la Educación (Ley 30 de 1992), que en su capítulo II artículo 6° sobre los objetivos de la educación superior plantea: “profundizar en la formación integral de los colombianos dentro de las modalidades y calidades de la educación superior, capacitándolos para cumplir las funciones profesionales, investigativas y de servicio social que requiere el país”; así como procurar la calidad académica investigativa empleando infraestructura institucional para su desarrollo.


Dadas estas condiciones a nivel nacional, y la necesidad de generar espacios desde la academia para abordar las problemáticas de la mujer en la ciudad de Barranquilla y la Región Caribe, las investigadoras Rafaela Vos Obeso, Acela Gutiérrez y Luz Marina Torres, sobre la base de los logros obtenidos con la revista Chichamaya; promueven la creación del Centro de Documentación, Investigación y Capacitación de la Mujer, Meira Delmar, que tiene como meta funcionar en varios niveles docente, investigativo, documentación, publicación y divulgación de foros, debates públicos, cine foros, siendo el componente de formación-capacitación para las mujeres.


Es así como el 21 de octubre de 1993, la Universidad del Atlántico presenta ante la Consejería de la Presidencia de la República, el proyecto de investigación “Documentación Temática Sobre Mujer y Género”, obteniendo el respaldo del Gobierno Nacional. El 2 de agosto de 1994, se formaliza el acta de resolución que da existencia formal al Centro de Documentación Meira Delmar, constituyéndose el comité operativo tendiente a institucionalizar este proyecto. Asisten a esta reunión el Rector de la Universidad del Atlántico, Pedro Falco, Clara Insignares de la Oficina de Asuntos de la Mujer, y la tutora del proyecto, la docente Rafaela Vos Obeso.
Posteriormente, el 20 de noviembre de 1995 fue inaugurado el Centro de Documentación Meira Delmar, en la sala de conferencias de la Universidad del Atlántico, en su sede de entonces, en la Carrera 43. En ese momento, desde este espacio y bajo la dirección de la profesora Rafaela Vos Obeso, se inscribe un nuevo capítulo de los estudios de género en la región, ya que este sería el único centro de estas características académicas en el Caribe Colombiano.


Logros y gestión del Centro de Documentación Meira Delmar:


A partir de su conformación institucional, desde el Centro de Documentación Meira Delmar se gestan propuestas encaminadas a la capacitación en temas de género, violencia contra las mujeres, derechos humanos, salud sexual y reproductiva; así como investigaciones y proyectos de intervención en la ciudad. Entre sus aciertos está el proyecto de la especialización Genero Planeación y Desarrollo.


En el año 1996, hace parte del primer encuentro de organización y participación de la mujer Atlanticense; y el 3 de abril de 1997, participa activamente en la Red Jurídica de Atención a La Mujer Maltratada.
Luego, en el año 1999, cumple un papel importante en el equipo interinstitucional que revisa profundamente el Código Penal entonces vigente en Colombia.


Estas son apenas algunas de las intervenciones del centro de documentación desde su funcionamiento, otras pueden resumirse en la organización de foros, diplomados, conferencias, talleres, cine foros, campañas de prevención de violencia contra las mujeres, asesorías en proyectos de investigación sobre la temática y la participación activa en proceso de divulgación y promoción de los derechos de las mujeres.


Su visión como Centro de Documentación, le ha permitido asumir un rol de gran relevancia en el desarrollo de políticas y proyectos que contribuyan al mejoramiento de la situación de las mujeres a nivel social, económico y cultural de la Región Caribe.
El Centro de Documentación Meira Delmar también ha sido el espacio de formación de nuevas investigadoras en la temática de género, impulsando el grupo “ISONOMIA”, impulsado por la profesora Bibiana Restrepo Ruiz, reunió a estudiantes de distintos programas especialmente de Filosofía y Sociología de la Universidad del Atlántico; este colectivo, centrado en la formación sobre temas de género y feminismo, y la gestión de actividades formativas y espacios de deliberación académica sobre problemáticas de la mujer.


Otro espacio de gran relevancia que surgió desde el Centro de Documentación Meira Delmar, en el año 2005, fue la conformación del semillero “Mujer, Género y Cultura”, como una iniciativa de la docente Ligia Cantillo Barrios, desde el cual se fortaleció el quehacer investigativo en la Universidad del Atlántico, en torno a las problemáticas de género.


Desde el año 2011, después de un receso obligado por los cambios de infraestructura de la Universidad del Atlántico, reinicia sus actividades con la realización de la Cátedra “Meira Delmar” y la Cátedra “Pensadoras Contemporáneas Viviana Restrepo Ruiz”, coordinada por la Filósofa Dayana de la Rosa; así como foros en los temas de violencia de género, su aporte en la asignatura electiva “Género y diversidad sexual” del programa de Sociología; que es coordinada por una de la investigadoras del centro de documentación, y propuestas investigativas sobre los derechos humanos de la población LGBTI; todas éstas apuestas que abren nuevos caminos a mantener la consolidación del Centro de Documentación Meira Delmar, como un referente significativo en los escenarios académicos de la Región Caribe.